La ventana

Llueve, desde la ventana observo el fulgor de las gotas agolpar los edificios contiguos que adquieren tonos grisáceos como el cielo.

En la alcoba paciente espero, el tic tac del reloj no detiene mi ilusión, tras la ventana observo la lluvia menguar.

Hacia el cristal se dirigen mis pasos, respiro, suspiro y suavemente escribo algunas palabras: tu nombre, el que imagino.

Con el arcoiris él llega, su andar detiene cigarrillo en mano, su esbelto cuerpo recuesta en la vieja luminaria.

La fantasía de Rapunzel invade esta mente ilusionada pero no, mi cabello no crece, condenando a la distancia.

Su mirada asciende, me mira, nos miramos, mi respiración se agita, capturo cada parpadeo y en un instante somos universos que convergen, nos conocemos en todo sin decir nada.

El cigarro se consume, como el tiempo, una vez más se marcha, mis pasos retroceden y continúo. Mañana, una vez más… Quizás mañana.

Diana Cámara

Anuncios

5 comentarios en “La ventana”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s